Aguas panistas Martinenses

Ajedrez, José Prigadaá Andrade.



Ajedrez
Por José Prigadaá Andrade

*Aguas panistas Martinenses

Aquellos que pretendan quitarle el comité municipal del Partido Acción Nacional al empresario, ex-alcalde por tres ocasiones del municipio de Martínez de la Torre y ex diputado federal José de la Torre Sánchez, deben tener en cuenta que mover la estructura que los ha hecho gobierno tiene un costo económico muy grande, del cual pocos quieren gastar.

La historia no se equivoca, pero antes, cuando Jesús de la Torre Sánchez no llegaba a ese partido, el PAN no era nada, no ganaba, hasta que aprendieron que todo cuesta, que se necesitaba de una estructura en colonias y comunidades, esa que hoy en día mantiene José de la Torre Sánchez desde hace 20 años, y que todavía le puede alcanzar para ganar la elección del 2024 en este distrito y municipio.

Abrir la boca para echar tierra es sencillo, más cuando se hace con mano negra, con jiribilla política, con la intención de desaparecer lo que el día de mañana puede representar un peligro político para la oposición. Pero la pregunta del millón de pesos es; aquellos que ahora quieren, ¿Qué han hecho por las filas del PAN? ¿Dónde están sus voces y su trabajo material?

Claro que el PAN tiene buenos hombres y mujeres martinenses que pueden liderarlo, pero acaso tendrán el dinero para sostener la estructura que les ha dado de comer durante muchos años, o simplemente para pagar una secretaria que atienda las oficinas, que por cierto hoy en día están cerradas.

No estaría nada mal que los que se interesan por dirigir al comité municipal de Acción Nacional demuestren primero con acciones que, sí pueden, ya sea montando talleres donde se vean beneficiadas amas de casa y jóvenes, y por que no, ejecutando eventos donde se vea que todo se puede sin estar pegado a una ubre.

O acaso todo se trata de un trinquete político para desaparecer a la única fuerza que podría dar batalla en el 2024, ya que, si de esto se trata, aguas panistas, por que así lo hicieron algunos panistas que se metieron a las filas PRI para desmoronarlo por completo, a tal grado que aún sigue sus tentáculos metidos en sus batallones, provocando que hasta su edificio este llenó de estiércol y basura.