Ajedrez.

Ajedrez, José Prigadaá Andrade.



Ajedrez.

Por. José Prigadaá Andrade.

*Se quedó sin capitán el hospital de la “muerte”

 

Vaya que las cosas en el sector salud van de mal en peor en la zona de Martínez de la Torre, ya que de manera oficial se nos dio a conocer desde la Jurisdicción Sanitaria número Cuatro que la doctora Janeth Arcos, quien era la directora del hospital de zona Manuel Ávila Camacho ha renunciado ya, y que regresa a sus jornadas acumuladas para descansar un poco del cerebro, o esperar que le den hueso en la próxima administración municipal; en fin, ya se fue en plena pandemia de COVID-19, cuando el barco se está hundiendo, cuando ya no hay mucho que hacer a favor de los cientos de pacientes que llegan todos los días en busca de atención médica, medicamentos y oxígeno.

 

Explica la fuente que todo fue por un posible mal entendido con el administrador del nosocomio, ese sujeto que presume de estar bien parado en la ciudad de Xalapa, y vaya que sí lo está, ya que a pesar de que se le acuso de rata al inicio de esta administración morenista, no fue despedido por el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez.

 

Regresando al tema de la dirección general del nosocomio “de la muerte”, se dice que este cargo lo quiere ocupar un doctor, un galeno que se hizo conocido hace unos días porque de manera extraoficial- como quien dice, de “metiche” ya se cree el sucesor de la doctora Arcos, y afirma que ese cargo ya es suyo, y que trabajará con todo para sacar adelante la pandemia del COVID-19, cosa que muchos de sus compañeros dudan, ya que no pudo ni salvar a su esposa de esta enfermedad.

 

Las cosas en el Manuel Ávila Camacho están que arden, a tal grado que se afirma que los médicos que ahí laboran ya no aguantan más, que están buscando la manera de pedir su cambio o traslado a otra ciudad, o de plano renunciar, ya que no se les apoya en nada, y están recibiendo un salario miserable.

 

Roberto Ramos Alor, titular de la Secretaría de Salud debe de tomar cartas en el asunto, y fajarse bien esos pantalones que solo le sirven de adorno, ya que muchos se están llenado las bolsas de dinero en el hospital de la “muerte”.- o será que este lleva “mochada” porque ya son tres años de pura porquería en ese lugar, donde hasta algunos policías de IPAX llevan ganancias con la venta de ataúdes.

 

Por cierto, un saludo a “Paquito” que está enfermo de COVID-19, y que está en casa guardando reposo con sus 7 mil pesotes quincenales que le da la Secretaría de Salud de Veracruz como médico especialista del hospital del que hablamos.