Bajas temperaturas afectan a población adulta

Por Juan Carlos Jiménez Benavídez

Tlapacoyan, Ver.- De acuerdo con el personal de salud aunque las temperaturas invernales incrementan la presión arterial de toda la población, en el caso de las personas en senectud se presenta una mayor susceptibilidad a dicha reacción.

Los especialistas de la salud comprobaron que con la edad se producen cambios en los mecanismos que regulan la presión arterial, lo que les hace aún más sensibles a las oscilaciones.

En las personas mayores, el baroflex, uno de los mecanismos que regula la presión arterial, sufre cambios, por ello diferentes hipótesis indican que este desorden incrementa la sensibilidad de los vasos sanguíneos.

El frío afecta con más intensidad la presión de los mayores de 80 años, cuando las temperaturas son muy bajas, se recomienda incrementar la vigilancia médica de los hipertensos.

Cuando el organismo se ve expuesto a temperaturas frías o a un ambiente frío y húmedo por períodos prolongados, los mecanismos de control pueden dejar de mantener la temperatura normal.

El clima frío puede causar daños severos en los tejidos e, incluso, la muerte, si no se toman precauciones adecuadas, cualquier persona puede llegar a sufrir de hipotermia o congelación de miembros; por ello es necesario que la población adulta sea vigilada durante la presencia de los frentes fríos.