Carlos Vasconcelos al CDE del PRI

Apuntes, Manuel Rosete Chávez.



Luego, siendo dirigente estatal del PRI, cargo que al parecer le debe a Jorge Carvallo Delfín, se asoció con el dirigente nacional Alejandro Moreno, como lo hicieron otros presidentes del PRI en el país, para manipular un proceso electoral que amarró a “Alito” en la dirigencia nacional, a cambio de apoyarlo Marlon Ramírez le pidió la diputación plurinominal y con el consentimiento de el jefe tumbó del número uno de la lista de pluris a Héctor Yunes Landa y se puso él, en un acto de rapiña y canibalismo propio de quien aspira a figurar como opción del PRI, ante la alianza, para el 24.

El tiempo que le dure el cargo a Alejandro Moreno es el mismo que permanecerá Marlon en el CDE, o sea poco, y ante esa eventualidad ya se manejan nombres de políticos con experiencia, gran capacidad y trabajo de partido para sucederlo, como es el caso del líder cetemista sureño Carlos Vasconcelos Guevara, quien llevaría como compañera en la Secretaría General a la experimentada política norteña Octavia Ortega Arteaga.

Esa nueva dirigencia priista podría contar con la participación de Erick Lagos Hernández, Adolfo Mota Hernández y Américo Zúñiga Martínez, tres ex presidentes del tricolor con amplia experiencia y conocimiento de los grupos políticos del estado, así como el fundador y líder del único grupo que ha sobrevivido a todo “Vía Veracruzana”, el respetado y experimentado político Felipe Amadeo Flores Espinoza, de igual forma y también como ex presidente el contador Gonzalo Morgado Huesca quien nunca ha dejado de ser priista. Con este equipo el PRI veracruzano se levantará, se sacudirá el polvo que ha quedado del lodo que le aventaron y demostrará que no todos son iguales. Esperemos programas.

Esos eran gritos

La noche del quince de septiembre de 1975 salió al balcón central del palacio de Gobierno don Rafael Hernández Ochoa acompañado por su señora esposa doña Teresita Peñafiel y sus hijos Gerónimo y Guadalupe, para hacer sonar las campanas y repetir la arenga tradicional a favor de los héroes que nos dieron patria y libertad. El ¡Viva México! se escuchó con mucha energía y los miles de asistentes lo repitieron en un ambiente de alegría, propio del festejo más importante para los mexicanos, que no tiene colores partidistas, ideologías, ni actitudes patrioteras, porque le pertenece al pueblo.

Lo recordamos a propósito de lo que publicó ayer en su columna “Prosa Aprisa” nuestro colega y amigo Arturo Reyes Isidoro, quien nos hizo recordar aquellos tiempos de los que fuimos testigos presenciales para dar cuenta a los lectores del medio en el que trabajábamos como reporteros.

Es cierto, cada gobierno tiene su propio estilo de hacer las cosas y en este caso de organizar ese festejo que insistimos es del pueblo, no del gobierno ni de ningún partido político, es, sin temor a equivocarnos, la única fiesta nacional que nos une a todos por lo que significa; el nacimiento de nuestro país.

Y en este día queremos recordar el grito de la mencionada fecha que le tocó a don Rafael Hernández Ochoa, porque era el tiempo de la compañera Esther Zuno de Echeverría, una primera dama del país muy especial promotora permanente de la mexicanidad, tanto de la gastronomía como del vestuario, las artesanías y todo lo que fuera honrar el trabajo y las costumbres de nuestros antepasados, eso era lo de ella y en consecuencia de todas las presidentas de los DIFs de la República mexicana.

Luego entonces la ceremonia del grito dentro del palacio y fuera eran otra cosa, no había distingo de clases ni posiciones, ciudadanos y funcionarios públicos convivían sin que existiera la línea que se impuso, no hoy con la 4T, desde hace varios sexenios.

Pero regresemos al del 75, que es el que nos interesa platicar. Cuando entré al palacio me sorprendí; habían instalado en los pasillos de la planta alta pequeños portalitos en los que se ofrecían antojitos mexicanos, en otros atole de distintos sabores, había otro con agua de horchata, jamaica y limonada, otro de café de olla y en fin todos habilitados con lo que la gastronomía mexicana incluía. Lo curioso es que esos puestos los estaban atendiendo las esposas de los funcionarios del gobierno ataviadas con trajes típicos, muy atentas las señoras, pasabas con tu plato y te detenías ante el que te gustara y de inmediato te surtían.

Apenas dio el grito don Rafa y a ponerle a los antojitos y las aguas frescas, en un ambiente de cordialidad, fiesta, armonía y unidad que trascendía a las afueras del palacio donde también se instalaron puestos de antojitos y aguas de distintos sabores que se daban gratis, para todos los asistentes. En el interior del palacio, concretamente en lo que hoy es el Salón de Banderas, Queta Jiménez “La Prieta Linda” con un mariachi traído del entonces DF, cantó para los asistentes cuando menos un par de horas. Que tiempos aquellos, que disposición y sensibilidad de los políticos.

Después de ese sexenio, de los mejores que hemos tenido porque Hernández Ochoa era un estadista con visión de futuro, nos dejó el Canal 4MAS, (creo que ya no es así porque perdieron la concesión y al parecer compraron otra pero bueno), con un programa educativo que se impartía desde la televisora el cual fue adquirido por gobiernos de otros estados por su eficacia; nos dejó la Dirección de Asuntos Ecológicos, gracias a su visión de futuro sabía que sería necesario, y un montón de grandes obras que otros gobiernos han menospreciado y abandonado en una especie de desplantes de envidia. Ya saben que los nuevos gobiernos entran con la idea de descubrir el hilo negro y les da por refundar el estado, empezando por abandonar todo lo hecho por gobiernos anteriores con lo que se pierde mucho dinero nuestro.

En fin, volviendo a los gritos, el de Acosta Lagunes fue muy austero, más no franciscano; el de don Fernando Gutiérrez Barrios, el más correcto y plagado de atenciones, al estilo del gobernante que todos los colaboradores trataban de imitar; los de Dante Delgado también muy alegres, cuidando las formas con los paisanos de la calle de Enríquez frente al palacio. Recuerdo que los colaboradores de Acción Social regalaron banderas a los asistentes para que las ondearan, y antojitos mexicanos en el parque Juárez para los que quisieran igual de a grapas; los gritos de don Patricio Chirinos también fueron austeros pero sin  rayar en la tacañería y los de Miguel Alemán de mucho glamour, se brindó con vino blanco francés y canapés, medio afrancesado el asunto pero alegre y de muchas atenciones.

Quien ciertamente se voló la barda como ya lo dijo mi compañero Arturo Reyes fue El Tío Fide, quien tuvo el tino de abrir las puertas del palacio a todos los ciudadanos, él bajó y saludó a todos los que le requerían, los antojitos para el pueblo se dieron en abundancia y ahí sí el festejo fue  de los funcionarios con el pueblo.

Este que acaba de pasar, el primero con miles de asistentes en la calle de Enríquez y la plaza Lerdo, también tuvo su estilo, de parte de quienes gobiernan y que bueno cumple con la aspiración de los gobernantes, no solo este, todos los anteriores, querer ser diferentes. El pueblo se divirtió y festejó a su manera, como siempre lo hacen, y los que mandan en su palacio… ¡Viva México! seguimos gritando.

Adiós al horario de Verano, Sergio Gutiérrez

El diputado federal, Sergio Gutiérrez Luna, precisó que el horario de verano no ha servido de mucho y por ello antes de que concluya el año desaparecerá en México.

En lo que lleva de su existencia no hay ahorro de energía.

En entrevista, el diputado federal de MORENA, Sergio Gutiérrez, expuso que la gente «siente que no ha servido de mucho, que no se ha ahorrado en energía nada, que era la razón principal, además de que es una demanda social».

El oriundo de Minatitlán, precisó que la única zona donde debe cuidarse es en los estados de la frontera norte con Estados Unidos.

-Para cuándo se elimina?, se le cuestiono

-Para este periodo.

Se trata, dijo, de un tema de reforma legal «nosotros podríamos avanzar y aprobar en este periodo de sesiones», concluyó Gutiérrez Luna.

El presidente Andrés Manuel López Obrador envió su iniciativa de reforma para eliminar el cambio de horario al congreso federal. De aprobarse la propuesta, el último mes que se modificará el reloj será octubre. Hay que recordar que la medida está vigente desde hace 22 años.

Reflexión

El partido del Trabajo en Veracruz ha pedido la renuncia del delegado de la Secretaría del Bienestar en Veracruz, Manuel Huerta Ladrón de Guevara. Consideran que son válidas sus aspiraciones a la gubernatura, pero es necesario que deje el cargo, con la idea de que no se politice la entrega de apoyos federales. Huerta externó hace unos días su aspiración al cargo de Gobernador del Estado.

Priismo veracruzano debe aprovechar la circunstancia que se le presenta por las denuncias en contra de la dirigencia nacional por traición, para impulsar un cambio de Comité Directivo Estatal de manera que, como en el nacional con Alejandro Moreno Cárdenas, el necesario relevo se produzca ante la necesidad imperiosa que tienen de demostrar que no todos son como “Alito” ni todos como Marlon.

Y es que la alianza en el caso Veracruz no podrá funcionar con un dirigente como Marlon Ramírez Marín quien ha mostrado los peores resultados electorales en la historia del PRI veracruzano, pero además con serios señalamientos de actos de corrupción en los que incurre con el poco dinero que el órgano electoral le asigna el cual usa para mantener una plantilla de aviadores de primera, es decir con salarios insultantes que no devengan los cuales oscilan entre los 20 y 40 mil pesos mensuales.

Además Marlon se ha forjado una fama de traidor desde que en tiempos de Javier Duarte, con quien fue Subsecretario, se encargó de tumbarle a la diputada local Anilú Ingram la alcaldía del puerto de Veracruz, que había ganado el PRI para entregarla a quien ha sido su guía y jefe político, Miguel Ángel Yunes Linares.

Luego, siendo dirigente estatal del PRI, cargo que al parecer le debe a Jorge Carvallo Delfín, se asoció con el dirigente nacional Alejandro Moreno, como lo hicieron otros presidentes del PRI en el país, para manipular un proceso electoral que amarró a “Alito” en la dirigencia nacional, a cambio de apoyarlo Marlon Ramírez le pidió la diputación plurinominal y con el consentimiento de el jefe tumbó del número uno de la lista de pluris a Héctor Yunes Landa y se puso él, en un acto de rapiña y canibalismo propio de quien aspira a figurar como opción del PRI, ante la alianza, para el 24.

El tiempo que le dure el cargo a Alejandro Moreno es el mismo que permanecerá Marlon en el CDE, o sea poco, y ante esa eventualidad ya se manejan nombres de políticos con experiencia, gran capacidad y trabajo de partido para sucederlo, como es el caso del líder cetemista sureño Carlos Vasconcelos Guevara, quien llevaría como compañera en la Secretaría General a la experimentada política norteña Octavia Ortega Arteaga.

Esa nueva dirigencia priista podría contar con la participación de Erick Lagos Hernández, Adolfo Mota Hernández y Américo Zúñiga Martínez, tres ex presidentes del tricolor con amplia experiencia y conocimiento de los grupos políticos del estado, así como el fundador y líder del único grupo que ha sobrevivido a todo “Vía Veracruzana”, el respetado y experimentado político Felipe Amadeo Flores Espinoza, de igual forma y también como ex presidente el contador Gonzalo Morgado Huesca quien nunca ha dejado de ser priista. Con este equipo el PRI veracruzano se levantará, se sacudirá el polvo que ha quedado del lodo que le aventaron y demostrará que no todos son iguales. Esperemos programas.

Esos eran gritos

La noche del quince de septiembre de 1975 salió al balcón central del palacio de Gobierno don Rafael Hernández Ochoa acompañado por su señora esposa doña Teresita Peñafiel y sus hijos Gerónimo y Guadalupe, para hacer sonar las campanas y repetir la arenga tradicional a favor de los héroes que nos dieron patria y libertad. El ¡Viva México! se escuchó con mucha energía y los miles de asistentes lo repitieron en un ambiente de alegría, propio del festejo más importante para los mexicanos, que no tiene colores partidistas, ideologías, ni actitudes patrioteras, porque le pertenece al pueblo.

Lo recordamos a propósito de lo que publicó ayer en su columna “Prosa Aprisa” nuestro colega y amigo Arturo Reyes Isidoro, quien nos hizo recordar aquellos tiempos de los que fuimos testigos presenciales para dar cuenta a los lectores del medio en el que trabajábamos como reporteros.

Es cierto, cada gobierno tiene su propio estilo de hacer las cosas y en este caso de organizar ese festejo que insistimos es del pueblo, no del gobierno ni de ningún partido político, es, sin temor a equivocarnos, la única fiesta nacional que nos une a todos por lo que significa; el nacimiento de nuestro país.

Y en este día queremos recordar el grito de la mencionada fecha que le tocó a don Rafael Hernández Ochoa, porque era el tiempo de la compañera Esther Zuno de Echeverría, una primera dama del país muy especial promotora permanente de la mexicanidad, tanto de la gastronomía como del vestuario, las artesanías y todo lo que fuera honrar el trabajo y las costumbres de nuestros antepasados, eso era lo de ella y en consecuencia de todas las presidentas de los DIFs de la República mexicana.

Luego entonces la ceremonia del grito dentro del palacio y fuera eran otra cosa, no había distingo de clases ni posiciones, ciudadanos y funcionarios públicos convivían sin que existiera la línea que se impuso, no hoy con la 4T, desde hace varios sexenios.

Pero regresemos al del 75, que es el que nos interesa platicar. Cuando entré al palacio me sorprendí; habían instalado en los pasillos de la planta alta pequeños portalitos en los que se ofrecían antojitos mexicanos, en otros atole de distintos sabores, había otro con agua de horchata, jamaica y limonada, otro de café de olla y en fin todos habilitados con lo que la gastronomía mexicana incluía. Lo curioso es que esos puestos los estaban atendiendo las esposas de los funcionarios del gobierno ataviadas con trajes típicos, muy atentas las señoras, pasabas con tu plato y te detenías ante el que te gustara y de inmediato te surtían.

Apenas dio el grito don Rafa y a ponerle a los antojitos y las aguas frescas, en un ambiente de cordialidad, fiesta, armonía y unidad que trascendía a las afueras del palacio donde también se instalaron puestos de antojitos y aguas de distintos sabores que se daban gratis, para todos los asistentes. En el interior del palacio, concretamente en lo que hoy es el Salón de Banderas, Queta Jiménez “La Prieta Linda” con un mariachi traído del entonces DF, cantó para los asistentes cuando menos un par de horas. Que tiempos aquellos, que disposición y sensibilidad de los políticos.

Después de ese sexenio, de los mejores que hemos tenido porque Hernández Ochoa era un estadista con visión de futuro, nos dejó el Canal 4MAS, (creo que ya no es así porque perdieron la concesión y al parecer compraron otra pero bueno), con un programa educativo que se impartía desde la televisora el cual fue adquirido por gobiernos de otros estados por su eficacia; nos dejó la Dirección de Asuntos Ecológicos, gracias a su visión de futuro sabía que sería necesario, y un montón de grandes obras que otros gobiernos han menospreciado y abandonado en una especie de desplantes de envidia. Ya saben que los nuevos gobiernos entran con la idea de descubrir el hilo negro y les da por refundar el estado, empezando por abandonar todo lo hecho por gobiernos anteriores con lo que se pierde mucho dinero nuestro.

En fin, volviendo a los gritos, el de Acosta Lagunes fue muy austero, más no franciscano; el de don Fernando Gutiérrez Barrios, el más correcto y plagado de atenciones, al estilo del gobernante que todos los colaboradores trataban de imitar; los de Dante Delgado también muy alegres, cuidando las formas con los paisanos de la calle de Enríquez frente al palacio. Recuerdo que los colaboradores de Acción Social regalaron banderas a los asistentes para que las ondearan, y antojitos mexicanos en el parque Juárez para los que quisieran igual de a grapas; los gritos de don Patricio Chirinos también fueron austeros pero sin  rayar en la tacañería y los de Miguel Alemán de mucho glamour, se brindó con vino blanco francés y canapés, medio afrancesado el asunto pero alegre y de muchas atenciones.

Quien ciertamente se voló la barda como ya lo dijo mi compañero Arturo Reyes fue El Tío Fide, quien tuvo el tino de abrir las puertas del palacio a todos los ciudadanos, él bajó y saludó a todos los que le requerían, los antojitos para el pueblo se dieron en abundancia y ahí sí el festejo fue  de los funcionarios con el pueblo.

Este que acaba de pasar, el primero con miles de asistentes en la calle de Enríquez y la plaza Lerdo, también tuvo su estilo, de parte de quienes gobiernan y que bueno cumple con la aspiración de los gobernantes, no solo este, todos los anteriores, querer ser diferentes. El pueblo se divirtió y festejó a su manera, como siempre lo hacen, y los que mandan en su palacio… ¡Viva México! seguimos gritando.

Adiós al horario de Verano, Sergio Gutiérrez

El diputado federal, Sergio Gutiérrez Luna, precisó que el horario de verano no ha servido de mucho y por ello antes de que concluya el año desaparecerá en México.

En lo que lleva de su existencia no hay ahorro de energía.

En entrevista, el diputado federal de MORENA, Sergio Gutiérrez, expuso que la gente «siente que no ha servido de mucho, que no se ha ahorrado en energía nada, que era la razón principal, además de que es una demanda social».

El oriundo de Minatitlán, precisó que la única zona donde debe cuidarse es en los estados de la frontera norte con Estados Unidos.

-Para cuándo se elimina?, se le cuestiono

-Para este periodo.

Se trata, dijo, de un tema de reforma legal «nosotros podríamos avanzar y aprobar en este periodo de sesiones», concluyó Gutiérrez Luna.

El presidente Andrés Manuel López Obrador envió su iniciativa de reforma para eliminar el cambio de horario al congreso federal. De aprobarse la propuesta, el último mes que se modificará el reloj será octubre. Hay que recordar que la medida está vigente desde hace 22 años.

Reflexión

El partido del Trabajo en Veracruz ha pedido la renuncia del delegado de la Secretaría del Bienestar en Veracruz, Manuel Huerta Ladrón de Guevara. Consideran que son válidas sus aspiraciones a la gubernatura, pero es necesario que deje el cargo, con la idea de que no se politice la entrega de apoyos federales. Huerta externó hace unos días su aspiración al cargo de Gobernador del Estado.