¡Con todo y guaruras! Caos en la CDMX por la llegada de Maradona y sus Dorados

Un rotundo caos fue la llegada de Diego Armando Maradona a la Ciudad de México.

El avión de los Dorados de Sinaloa llegó en punto de las 17:00 y el primero en salir fue el ’10’, por lo que de inmediato más de cinco hombres, aparentemente de seguridad, lo rodearon para que nadie, sobre todo medios de comunicación, se le acercaran; incluso, uno de ellos estuvo repitiendo a gritos: “No lo toquen”. El ex futbolista ingresó a un restaurante a comer con todo el equipo y una hora después salió.

Entonces, en la puerta del restaurante y rodeado de prensa, Diego alcanzó a decir que en Ciudad Universitaria ganó ya dos partidos (de Copa del Mundo en 1986 a Corea del Sur y Bulgaria), y que ahora esperaba que fuera el tercero.

Cómo pudo y siempre rodeado de su seguridad, Maradona, a veces sonriente, avanzaba rumbo al autobús del equipo. En el camino, aficionados le pedían fotos y firmas, pero su seguridad tampoco accedió.

Al final, y luego de que uno de sus guardaespaldas repartiera empujones e incluso golpes ‘al aire’, Diego Armando Maradona logró subir al camión mientras que algunos aficionados lograron pasarle diversos objetos para firmar.