Investigan a funcionarios que intentaron revocar victoria de Biden presionados por Trump



*El 3 de enero Trump habría llamado al secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, para que hallara votos que lo dieran ganador

 

 

La oficina del inspector general (OIG), el organismo de control del Departamento de Justicia de Estados Unidos (EE.UU.), investigará si hubo funcionarios que intentaron revocar la victoria electoral del actual presidente, Joe Biden.

El inspector general del Departamento de Justicia (DOJ), Michael Horowitz, anunció este lunes en un comunicado que su oficina ha abierto una investigación sobre esos intentos, que según medios locales, fueron instigados por el anterior presidente, Donald Trump.

 

La investigación pretende determinar “si algún funcionario del DOJ anterior o actual participó en un intento indebido de que el Departamento buscara alterar el resultado de las elecciones presidenciales de 2020“, señala el comunicado.

 

La investigación abarcará todas las denuncias relevantes que puedan surgir y que estén dentro del alcance de la jurisdicción de la OIG”, agregó Horowitz.

 

La investigación se anuncia después de que medios como The New York Timesy The Wall Street Journalinformaron que el expresidente intentó usar al Departamento de Justicia para impugnar los resultados de las elecciones en apoyo a sus denuncias no demostradas de un fraude electoral generalizado en su contra.

 

Según The New York Times, tras la renuncia del fiscal general William Barr, Trump intentó destituir a Jeffrey Rosen, que había pasado a desempeñar el cargo en funciones, debido a sus reticencias a rechazar los resultados electorales de Georgia, como él quería.

En la trama, según el rotativo, estaba implicado el responsable de la División Civil del Departamento de Justicia, Jeffrey Clark, quien apoyó las denuncias infundadas de fraude del gobernante y supuestamente intentó evitar que el Congreso certificara los resultados de las elecciones a favor de Biden.

 

Según el diario, Rosen se mostró reacio y le había dicho a Clark que quería escuchar de boca de Trump las instrucciones de rechazar los resultados de las elecciones en Georgia.

 

Esta investigación, no obstante, dejaría fuera al propio Trump.

 

La OIG tiene jurisdicción para investigar las denuncias relativas a la conducta de empleados anteriores y actuales” del Departamento de Justicia, pero no la de otros funcionarios gubernamentales”, aclaro Horowitz en su comunicado.

 

El funcionario dijo que no se harán más comentarios sobre esta investigación hasta que se concluya.

 

Estas presiones se dieron a comienzos de enero y coincidieron con los intentos de Trump de que las autoridades de Georgia desconocieron los resultados electorales a favor de Biden.

El 3 de enero, Trump llamó al secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, la máxima autoridad electoral del estado, y le pidió que “encontrara” los votos suficientes para darle a él como ganador.

 

Todo lo que quiero hacer es esto. Sólo quiero encontrar 11 mil 780 votos, que es uno más de los que tenemos”, dijo Trump en la conversación, que fue grabada y filtrada a los medios.

 

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, pidió a Horowitz el pasado sábado la apertura de esta investigación.

 

Es inconcebible que un líder del Departamento de Justicia de Trump conspire para subvertir la voluntad del pueblo”, escribió Schumer en un tuit.