La Fiscalía, uno de los últimos reductos del yunismo

Hora Cero, Luis Alberto Romero.

El titular de la Fiscalía General del Estado de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz, paga caro la falta de sensibilidad a la hora de abordar temas como el de los desaparecidos, el de las fosas clandestinas o el de los juicios contra ex funcionarios del gobierno estatal.

Hay una avalancha de voces que exigen el cese, la renuncia o incluso el juicio contra el fiscal, pero no ha surgido, hasta hoy, una sola opinión en su favor.

La Fiscalía es uno de los últimos reductos del anterior gobierno estatal; probablemente el otro sería el Poder Judicial del Estado, en el ojo del huracán por la actuación digamos dudosa de su presidente Edel Álvarez Peña.

Lo mismo alcaldes que diputados, actores políticos –exceptuando por supuesto a los identificados con el yunismo– y familiares de personas desaparecidas, todos han externado opiniones contrarias a la permanencia de Jorge Winckler en la Fiscalía.

Lo cierto es que el todavía fiscal tiene una pésima imagen, misma que al parecer se ha esforzado en construir.

Le recordamos, por ejemplo, en esa fotografía que circuló profusamente en redes sociales, en la que aparece Yunes Linares ofreciendo una rueda de prensa y frente a él, el fiscal hincado, tomando una fotografía o video con su celular, en una pose muy poco digna y servil hasta el exceso; el hecho, para los observadores, definió el muy escaso nivel de autonomía que caracterizaría el paso de Winckler por la FGE.

Los escándalos que han rodeado su gestión al frente de dicha instancia de procuración de justicia son frecuentes, al igual que sus desencuentros con los familiares de personas desaparecidas.

Desde 2017, por ejemplo, los colectivos han mostrado su inconformidad debido a que la Fiscalía no transparenta dicho tema; de hecho, hay señalamientos en el sentido de que las cifras fueron ocultadas.

En septiembre del presente año, los colectivos se movilizaron para exigir que la dependencia les permitiera el acceso a las fosas clandestinas halladas, algo a lo que la Fiscalía se había negado en un principio de forma inexplicable.

Los colectivos de búsqueda Solecito, Red de Madres Veracruz, Buscando Corazones Perdidos Xalapa, Familias Enlaces Xalapa, Familiares en Búsqueda María Herrera, y Buscando a Nuestros Desaparecidos Córdoba-Orizaba, acusaron que la Fiscalía realizó la exhumación de cuerpos en Alvarado, sin cumplir con los protocolos.

Lo cierto es que la sensibilidad no es una característica de dicho organismo; de otra forma no se podría explicar que entre tanta crítica por ese tema, la FGE haya decidido nombrar a uno de sus equipos de futbol precisamente como “Equipo FGE Desaparecidos”; una estulticia que provocó la indignación de los colectivos.

Contra la permanencia de Jorge Winckler en la Fiscalía se han manifestado, decía, diputados, alcaldes, actores políticos y hasta el gobernador del Estado; sin embargo, las voces más constantes en cuanto a los señalamientos por presunta incompetencia han surgido de los colectivos de búsqueda.

Este miércoles, familiares de personas desaparecidas protestaron en esas oficinas, donde reprocharon los errores del fiscal y exigieron su destitución del cargo.

El fiscal está acorralado e intenta atrincherarse en el edificio de Arco Sur; sin embargo, parece que la consigna es que Winckler no debe continuar ni un minuto más como fiscal.

Todo indica que es cuestión de tiempo para que ruede la cabeza del titular de esa oficina, quien por cierto, salió casi a paso veloz de Palacio de Gobierno el pasado viernes para abordar su lujosa camioneta Jeep en color blanco. @luisromero85