Américo volvería a ser alcalde

Apuntes, Manuel Rosete Chávez.



“De acuerdo con la ortodoxia política, a un Presidente no se le renuncia”

Vimos las declaraciones de Américo Zúñiga Martínez en Diario de Xalapa, sobre su vocación por servir a los xalapeños, lo que se traduce en un guiño a la alcaldía que ya ocupó para regresar en las elecciones de 2021, y nos parece que la efervescencia política por esta alcaldía en particular comienza a crecer.

Y es que para los miembros de los partidos políticos distintos a Morena, ganar la presidencia en los próximos comicios será algo muy sencillo.

Al parecer están en lo cierto pero, para ganarle al candidato de Morena, no será tampoco algo sencillo. Si bien es cierto que el terreno está abonado, también es cierto que se trata del partido en el poder (federal, estatal y municipal) y con seguridad no estarán dispuestos a entregar la plaza así porque sí, además de que ellos tienen sus aspirantes que, aunque no cuentan con posibilidades de ganar, no pierden la fe en que la corriente social morenista los arrastre hasta la silla municipal, desdeñando el descontento social que hay entre los xalapeños contra sus autoridades.

Por Morena, están puestos para la contienda tres personajes: la diputada Ana Miriam Ferráez, quien ya la perdió con la bandera del PAN y no la ganaría ni con la presencia permanente a su lado en una campaña del mismísimo Andrés Manuel López Obrador; la directora del IPE, Daniela Griego Ceballos, exdiputada local con un expediente muy decoroso dentro de la vida política de la capital del estado, y… aunque usted no lo crea, David Velasco Chedraui, “Tontín”, como le puso de apodo Fidel Herrera Beltrán, quien se anda ofreciendo con todos los partidos políticos para ser el abanderado, confiado en su “popularidad”, que sí la tiene, aunque no viene al caso mencionar en qué aspectos es muy popular.

A uno de esos tres que mencionamos se estará enfrentando el candidato de la alianza de partidos (todos le van a entrar) que se formará el año que viene con la intención de bajar del caballo a Morena en ese proceso electoral intermedio, tal como lo adelantó Markos Cortés, dirigente nacional del PAN.

Y para competir como candidato a la alcaldía de Xalapa por esa alianza del PRI, PAN, PRD, MC, PVEM, el mejor activo que tienen se llama Américo Zúñiga Martínez, quien ya fue alcalde y dejó un buen sabor de boca entre los electores quienes reconocen una gran obra en favor de los habitantes de Xalapa, y a quien estarían dispuestos a apoyar en las urnas si decide competir.

La gran sorpresa la podría dar, si Movimiento Ciudadano decide ir solo, la joven diputada federal xalapeña Dulce María Méndez de la Luz Dauzón, quien con base en el último informe de Buró Parlamentario sobre el análisis del primer año de la LXIV Legislatura Federal, los indicadores la ubicaron en la primera posición del ranking de Involucramiento Parlamentario (SIP), en lo que va del primer año de esta nueva legislatura.

Frente a verdaderos monstruos del parlamentarismo mexicano, la representante popular de Movimiento Ciudadano obtuvo la más alta calificación en rendimiento legislativo de los diputados y diputadas que integran la Cámara Federal, demostrando así su profesionalismo y compromiso con los veracruzanos. El análisis considera tres puntos concretos para evaluar el trabajo de los legisladores, a saber: la pertinencia y relevancia de las iniciativas presentadas, los puntos de acuerdo y la asistencia a las sesiones.

Si la joven diputada federal va como candidata del MC a la presidencia municipal de Xalapa, el año entrante, será el adversario a vencer.

A AMLO le renuncian por Internet

Hemos tenido acceso a información de infinidad de casos de funcionarios estatales que deciden renunciar, por no estar a gusto en su chamba, por no estar de acuerdo con sus compañeros de equipo o con el mismo Gobernador, que en la ingenuidad de su ignorancia de la ortodoxia política van con la renuncia bajo el brazo, piden audiencia, le explican al titular sus deseos de retirarse y son mandados por un tubo con el argumento de que a un gobernador nadie le renuncia, te vas cuando yo así lo decida. Por eso ahora que vemos cómo salen corriendo del gabinete del presidente López Obrador, nos extraña que lo hagan primero mediante cartas que suben a las redes sociales para que el país se entere y luego hablan con el preciso para saber a quién le van a entregar, haciendo de lado las formas de la urbanidad política a las que tradicionalmente nos tenían acostumbrados los políticos.

¿Qué está pasando en el gabinete de AMLO? Quién sabe, pero la versión de la desbandada a cada renuncia se torna más real.

Son diez los que le han renunciado a AMLO

Con las renuncias este martes del secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, y de Gualberto Ramírez a la unidad de investigación de secuestros de la SEIDO, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador suma al menos 15 bajas de funcionarios de nivel medio y alto en sus primeros siete meses.

El 14 de junio, el comisionado del Instituto Nacional de Migración (INM), Tonatiuh Guillén López, dejó el cargo en medio del endurecimiento de las medidas migratorias en México.

Poco antes, el 7 de ese mismo mes, el comisionado ejecutivo de Atención a Víctimas, Jaime Rochín del Rincón, anunció que no podía continuar en el cargo por considerar que la política de atención a víctimas “debe impulsarse desde un nuevo liderazgo”.

El 15 de junio, la Fiscalía General de la República (FGR) vio partir al jefe de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Omar Hamid García Harfuch, y al subprocurador de Delitos Federales, Felipe de Jesús Muñoz Vázquez.

En tanto, el 3 de junio el presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Guillermo García Alcocer, abandonó su puesto por tener “una visión diferente” de la de los nuevos integrantes de este organismo.

El 25 de mayo, la titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Josefa González Blanco Ortiz Mena, renunció luego de retrasar un vuelo que iba de la Ciudad de México hacia Mexicali, Baja California.

En tanto, el día 20 había sido el turno del entonces director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Germán Martínez, quien se fue tras denunciar que funcionarios de Hacienda tienen “una injerencia perniciosa” en la operación del instituto y “ponen en riesgo” la prestación de los servicios de salud.

Entre los primeros en renunciar se encuentran Clara Torres Armendáriz, quien hasta el 16 de febrero fue responsable del Programa de las Estancias Infantiles, por diferencias con la estrategia que el gobierno federal implementó en la Secretaría del Bienestar.

Casi al mismo tiempo, Gaspar Franco Hernández presentó su renuncia a la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), “por así convenir a sus intereses personales”.

Carlos Urzúa Macías renunció a la Secretaría de Hacienda y acusó la imposición de funcionarios que carecen de experiencia y aseguró que la administración en turno ha tomado decisiones de política pública sin contar con suficiente sustento.

Reflexión

Regresando a su escaño en el Senado de la República, el panista-morenista Germán Martínez, con la soberbia que le caracteriza dijo que él sí sabe decirle que no al presidente y, como prueba, está su renuncia como director del Instituto Mexicano del Seguro Social  (IMSS) que, detalló, requiere más apoyo monetario… Me vale madres.

Escribanos a mrossete@yahoo.com.mx formatosiete@gamil.com.mx