Asesores de CDC recomiendan dosis de refuerzo de Moderna y Janssen



*Asesores del CDC recomendaron administrar dosis de refuerzo de las vacunas contra el COVID-19 de Moderna y de Johnson&Johnson para algunos casos

 

 

Un panel de asesores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) recomendaron administrar dosis de refuerzo de las vacunas contra el COVID-19 de Moderna y de Johnson&Johnson (Janssen) para algunos casos.

 

Los 15 miembros del panel asesor votaron por unanimidad a favor de las dos recomendaciones.

En el caso de Johnson&Johnson, los expertos aconsejaron una dosis de refuerzo al menos dos meses después de la primera para todos los que recibieron esta vacuna.

 

En el de Moderna, equipararon su recomendación a la aprobada hace un mes para Pfizer, la otra vacuna con tecnología de ARN mensajero, de una dosis adicional para los mayores de 65 años o personas con enfermedades inmunodepresoras seis meses después de la segunda.

 

Sobre la posibilidad de mezclar vacunas, algo de lo que se viene hablando desde hace semanas, los expertos recomendaron sin que se sometiera a votación que los estadounidenses reciban el mismo suero para su dosis de refuerzo que el que se les administró inicialmente.

 

Con la luz verde del comité científico, solo falta la firma de la directora de los CDC, Rochelle Walensky, para que los estadounidenses puedan empezar a recibir dosis de refuerzo de Moderna o de Johnson&Johnson a partir de este fin de semana.

 

Los expertos también remarcaron que, pese a la recomendación de dosis de refuerzo, todos aquellos individuos con la pauta completa siguen considerándose personas vacunadas.

La larga reunión coincidió con el anuncio hecho por Pfizer de que la tercera dosis ha mostrado una protección del 95.6 por ciento contra los contagios de COVID-19 y se comporta de manera “segura y tolerable”.

 

Los expertos también evaluaron los datos que se les presentaron sobre la eficacia de las vacunas de Moderna y Johnson&Johnson.

 

Esos datos apuntan a que la eficacia del suero de Moderna contra la infección por COVID-19 desciende con el tiempo, algo que no ocurre tan significativamente con la de Johnson&Johnson, aunque esta última es menos infalible a la hora de prevenir un contagio.