Plácido Domingo, acusado de acoso sexual por nueve mujeres



 

La agencia AP publicó los testimonios de 8 cantantes y una bailarina sobre el supuesto comportamiento inapropiado del tenor, quien respondió: “reglas y estándares por los cuales somos, y debemos ser, medidos hoy en día, son muy diferentes a los que existían en el pasado”

Nueve mujeres han acusado al tenor y director de orquesta español Plácido Domingo de supuesto acoso sexual, según testimonios publicados este martes por la agencia de noticias Associated Press.

El escándalo en torno a una de las figuras más importantes de la historia de la ópera estalló luego de que ocho cantantes y una bailarina aseguraron que Domingo las presionó en los inicios de su carrera para que mantuvieran relaciones sexuales con él a cambio de trabajos, seguido de represalias laborales si eran rechazados.

Los hechos ocurrieron a principios de los años ochenta y se extienden durante tres décadas.

“Es doloroso escuchar que haya disgustado a alguien o que haya hecho que alguien se sintiera incómoda, no importa cuanto tiempo haya transcurrido y a pesar de mis intenciones”, respondió el tenor a través de un comunicado donde calificó de “inexactas”las acusaciones.

Según contaron las supuestas víctimas a la AP, los acercamientos se daban en losvestidores, cuartos de hotel y comedores, donde Domingo trataba de deslizar su mano bajo la ropa o las besaba en la boca.

Solo Patricia Wulf, mezzosoprano que trabajó junto a Domingo en la Ópera de Washington, aceptó que se le identificara por su nombre, pues el resto pidió el anonimato ya que alegaron miedo a represalias laborales.

“Tener una comida con alguien no es inusual, pero sí que te retengan la mano o te la dejen en la rodilla. El siempre te estaba tocando y besando de alguna manera”, contó una de las nueve mujeres.

Al menos seis describieron haber sido objeto de acercamientos osados del cantante de ópera que las hicieron sentir incómodas, una de las cuales afirmó que el director de orquesta pretendió salir con ella tras contratarla como cantante para una serie de conciertos en los años 90 del siglo pasado.

Más de 30 mujeres, entre ellas cantantes, miembros de orquestas, personal de tramoya, profesoras e inclusive una administrativa, afirmaron haber atestiguado la conducta impropia de Domingo.

“Perseguía a mujeres jóvenes con impunidad”, destaca el reporte.

Domingo no aceptó hablar con los autores de la investigación periodística, pero en una declaración escrita precisó que siempre creyó que todas sus interacciones eran bienvenidas y consensuales.

“Quien me conoce o ha trabajado conmigo sabe que no soy alguien que intencionalmente busque hacer daño, ofender o avergonzar a alguien“, subrayó en el comunicado.

“Sin embargo, reconozco que las reglas y estándares por los cuales somos, y debemos ser, medidos hoy en día, son muy diferentes a los que existían en el pasado.

“Me siento bendecido y privilegiado por haber tenido más de 50 años de carrera en la ópera y haber mantenido los más altos estándares”, agregó Domingo.

El reporte precisa que ninguna de las declarantes ofreció alguna clase de prueba, pero afirma que corroboró los testimonios con amigos y colegas de las acosadas, de quienes se verificó que hubieran trabajado con Domingo.